Seguidores

27 may. 2012

Un beso. Una historia. El comienzo de algo inexistente hasta el momento.


Cogiéndole por el cuello se acercó a ella.  Con la boca entreabierta le susurró al oído lo mucho que la quería y todo lo que la había echado de menos todos esos años. 
Sus labios se fueron acercando lentamente y sus corazones palpitaron más fuerte que nunca. El la besó delicadamente, como si poseyera una pieza de cristal a punto de romper. Ella le correspondió al beso, al mismo tiempo que sus piernas temblaban necesitando apoyo. Ambos deseaban que parara el tiempo; que el reloj marcara siempre las 12:00 de la noche. 
Se tumbaron en la arena, abrazados y sin terminar de asumir todo aquello que les estaba pasando.  Ahora fue ella quien se acercó a él, pidiendo más besos, más abrazos, más caricias y más “te quieros” susurrados al oído.
Él empezó a desabrocharle la camisa, expectante, mientras por su mente pasaban a mil por hora todos aquellos momentos que habían vivido juntos.
Ella asintió buscando su mirada; su cuerpo seguía temblando ahora más que nunca y no conseguía hablar sin tartamudear.
Ambos sabían que esa noche sería especial; la noche en la que una historia comenzó; esa que no quisieran eliminar de sus corazones para el resto de sus vidas.




4 comentarios:

  1. Wow, genial entrada :) me encanto! tambien la foto :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. hmm... no me sentia yo muy inspirada al hacerla..
    pero graaaacias cieelo ;)
    Unbeesiito

    ResponderEliminar
  3. Dios, es preciosa la entrada, cada palabra, cada frase haces que sea especial. Parece que estés viviendo ese momento.
    Me encanta enserio. Pásate por mi blog cuando quieras.
    Nos leemos.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  4. ohhh muuchas graacias preeciosaa!
    Deejame el link de tu blog y mee paso :)

    ResponderEliminar